Un artículo publicado por The Journal of the American Medical Association cuestiona la noción tradicional que esta enfermedad tiene un desarrollo lineal y progresivo.

 

Un artículo publicado por The Journal of de American Medical Association cuestiona la noción tradicional que el cáncer tiene un desarrollo lineal y progresivo, que crece y empeora.

A partir de la información recabada por más de dos décadas de análisis de pacientes con cáncer en los senos y en la próstata, este estudio concluye que los resultados muestran hay ciertos tumores que de no ser tratados pueden ser letales, sin embargo, hay muchos tumores pequeños que no serían problema si no son detectados y no son operados y tratados. Es decir, son tumores que pararán de crecer, se encogerán y en el caso de algunos tipo de cáncer de seno incluso desaparecerán.

El Dr. Barnett Kramer, subdirector del departamento de prevención de enfermedades de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos considera que “la visión vieja es que el cáncer es un proceso lineal” que “una célula desarrolla mutaciones y poco a poco más y más mutaciones. Supuestamente las mutaciones no se revierten de manera espontánea”.

Esta perspectiva ha sido difícilmente aceptada por muchos médicos pero algunos han cambiado su opinión y se han abierto a la posibilidad de que el cáncer puede cambiar y desaparecer. Si bien hay mucho tipos de cáncer en lo que no existe modificación alguna de carácter regresivo, cada día existe más evidencia que los tumores de ciertos tipos de cáncer pueden revertirse.

Esta nueva evidencia demuestra la necesidad de mayores análisis sobre el desarrollo del cáncer como también de las premisas que sustentan las nociones mismas de lo que es el cáncer y cómo enfrentarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.