Una dieta balanceada no sólo nos ayuda a mantener la línea sino también a proteger nuestro sistema inmunológico. Existen estudios que demuestran que si comemos bien, nos enfermamos menos y disminuyen las chances de contraer patologías intestinales o respiratorias por virus o bacterias. De hecho, la rama de la inmunonutrición se dedica a estudiar cómo influyen los alimentos en las defensas. Aquí, 15 de ellos que poseen los nutrientes básicos que no deben faltar para mantener el cuerpo sano.