En días pasados, uno de los vehículos de conducción autónoma propiedad de Google, chocó por la parte de atrás a otro automóvil, cerca de las instalaciones de la misma empresa en Mountain View, condado de Santa Clara, California.

Los autos fabricados por el «Gigante de Internet», cuentan con múltiples herramientas que permiten que éstos se puedan movilizar sin conductores, tales como videocámaras, sistemas de navegación e inteligencia artificial, reconocimiento de señales de tránsito sensores, tecnología láser para detectar el tráfico, y el «Google Street View», la herramienta fabricada por ellos mismos, que permite explorar lugares de todo el mundo mediante imágenes de 360° de las calles.

Según los primeros datos que se conocieron luego del accidente, se aseguró que éste se produjo debido a errores en el sistema de navegación. Luego Google, se manifestó al respecto declarando que en esos momentos el vehículo, Toyota Prius, se encontraba en modo manual, y que el choque se originó a causa de un error humano, ya que una persona lo estaba conduciendo.

En total, ya suman siete los vehículos en esta modalidad automática, que se encuentran en las calles de algunas ciudades de Estados Unidos. Incluso en el estado de Nevada, hace algunos meses legalizaron su circulación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.