El cuadro «La última cena» de Leonardo Da Vinci, es, sin dudas, uno de los más estudiados y analizados por todo tipo de investigadores en el mundo. La características que presenta este lienzo hacen que desde cualquier rama ciencífica, religiosa o paranormal, se le den continuamente diferentes lecturas al cuadro. La literatura también ha ayudado a crear nuevas hipótesis sobre el contenido de la pintura; la mayoría se sitúan en la línea que separa lo real con la ficción y provoca que muchas personas tomen como ciertas teorías que simplemente son leyendas.

Todo, absolutamente todo lo que aparece en el cuadro, es analizado microscópicamente y cada «experto» le da una lectura y un significado diferente. La genialidad de Da Vinci ha llevado a creer que todas sus obras ocultan un código o mensaje.

Composición musical en La última cena de Da Vinci. Las notas se encuentran en los panes y las manos

Composición musical en La última cena de Da Vinci. Las notas se encuentran en los panes y las manos

Uno de esos estudiosos del cuadro, el italiano Giovanni Maria Pala, está convencido de que la pintura esconde una partitura a través de las hogazas de pan que se encuentran en la mesa y las manos de los comensales (Jesús y los 12 apóstoles);  un réquiem que bien podría ser un himno a Dios. El Sr. Pana lo demostró trazando las cinco líneas de un pentagrama, cruzando el cuadro y marcando cada elemento (panes y manos) como una nota musical, lo cual conforma una partitura con una pieza de 40 segundos.

La útima cena de Da Vinci oculta un Himno a Dios

En el siguiente vídeo puedes escuchar y comprobar un ejemplo gráfico de tal composición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.